Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



02 agosto, 2012

Francia primera parte: Cahors, su malbec y otros lugares maravillosos.


Pensamos nuestro viaje, trazando rutas y buscando destinos durante más de dos meses… Noemí desde España y yo desde Argentina, todos los días un ratito, hasta el día de la partida.

El viaje: tenía que ser barato y nos llevaría unos 12 días… alquilamos un coche (no tenemos auto en España), cargamos la carpa, el GPS (sin el mapa de Francia, de terror!) y las cosas de camping.

La idea: visitar algunos de los pueblos más bonitos del país Galo localizados en la región de Lot y Aveyron. Dar un paseo rápido por los viñedos de Cahors para conocer y probar los orígenes de nuestro cepaje estrella y luego cruzar hacia la costa mediterránea para acampar junto al mar pasando por Montpellier. De regreso, algunas bodegas de Languedoc, visita a Carcasone y finalmente nos esperaba una degustación de la DO Pla de Pages en Manresa, Cataluña.

Mapa regional tomado de la web

El viaje perfecto pero,…  como dice el nano en una maravillosa canción… “Es caprichoso el azar”… ya verán porqué lo decimos.

 Contar los 12 días de travesía sería interminable de escribir y sumamente aburrido de leer, así que vamos a dividir la aventura en capítulos. Este es el primer post con lo principal de un viaje  de lo más interesante… jeje!

Belcastel. Foto tomada de la web
Salimos de Lugo con destino a Logroño, primera parada para asistir al casamiento de Dani y Lorena. Incrustada en plena Rioja y rodeada de viñedos, dos días en esta ciudad fueron escasos pero inolvidables… Un casamiento hermoso, buenos vinos, buena gente y nada de terciopelo.  Logroño, ha ganado la competición a Lugo como “Capital Gastronómica 2012”. Salir de vinos y tapas en esta ciudad es impagable… la calle Laurel explota de bares que muestran cada uno su especialidad y una interminable carta de vinos riojanos por copa para degustar! A favor de Lugo hay que decir que las tapas son gratis!! En Logroño se pagan…pero esto no empaña la salida, para naaaada.


Rocamadour (Región de Lot). Tomada de la web
Seguimos viaje…  Cruzamos Andorra para llegar a Francia y llegamos a la región de Midi Pyrenees, montando campamento en un preciosísimo pueblo llamado Belcastel. Para, así durante el día, poder visitar algunos de los considerados pueblos más hermosos de Francia como Rocamadour, Saint-Cirq Lapopie, (Imperdibles!!!) … y el mismo Bescaltel en dónde hacíamos noche de “cuentito” con quesos y vino de supermercado bajo las estrellas de un cielo francés que se negó a llover en los 12 días que lo surcamos… extraño para Francia! Nosotros, agradecidos.

Previo a cruzar al mediterráneo, visitamos Cahors!! Los orígenes del Malbec! Mucha expectativa nos generaba esta visita… diseñamos el viaje para pasar por allí!

Valle del Lot. Cahors.
Foto tomada de Chateu Eugenie
Viñedos vimos pocos (están más hacia Bordeaux y no llegamos), pero algunos vimos… La geografía de la región es ondulada, bastante verde a pesar de ser verano… Acompañada por el Río Lot, es un valle con un paisaje que no apasiona pero agrada… aunque el sol nunca pega mucho y el agua abunda. En este lugar nacieron algunos de los vinos más antiguos de Francia y en la actualidad, con sus caldos modernizados las bodegas intentan competir con nuestra cepa emblema en el mundo.

No pudimos probar mucho, por tiempo y dinero sobre todo… pero recorrimos supermercados y vinotecas. Qué vimos y qué probamos?

Pudimos ver que muchos vinos ponen MALBEC bien grande al frente de su etiqueta (extraño en los vinos franceses de otros tiempos). CAHORS es una AOC por lo que necesitan tener un mínimo de 75% Malbec (Auxerrois, como lo llaman también) junto a otras uvas como el Merlot o Tannat.

En general, las etiquetas mantienen ese toque antiguo, un poco rancio, de los vinos franceses clásicos. Nos sorprendió la cantidad de vinos de Cahors que existe en el mercado, aunque fuera de esta zona solo dos o tres etiquetas suelen verse por las góndolas.

Viñedos de Cahors. Chateu Eugenie
Qué probamos? Un poco de todo lo que pudimos… Estuvimos con una enóloga en el museo del vino que nos dio a catar las cuatro etiquetas que elabora (desde el Joven sin barrica blend de Malbec, hasta su 100% Malbec reserva) y compramos un par de botellas para acompañar las cenas de esos días… algunas otras viajaron a Lugo para probarlas en otro momento que ya contaremos.

Es muy difícil hacerse una idea cabal y comparar objetivamente el Malbec de Cahors con el nuestro probando solo algunas botellas. No obstante, algunas conclusiones pudimos sacar. No para decir que este es mejor o peor (insistimos en que no es correcto), pero sí para tener un poco más claro su sabor y expresión por estos pagos y, en los precios que nos movimos.

Muy en general nos encontramos con esto:
- Vinos con un color muy profundo (recuerden que al Malbec de Cahors se le llamaba “el vino negro” por su profundidad cromática).
- Acidez elevada (más o menos, depende. Pero en general alta).
- Falta de ese dulzor final que tiene nuestro Malbec y que tanto nos gusta. Acá hay una diferencia importante!
El vino negro. Tomada de la web
- Al paladar son algo rudos, pero no tanto como nos esperábamos. De hecho hemos probado algún vino joven (2010) más que interesante.
- Sus graduaciones alcohólicas difícilmente superan los 13% vol.
- No son concentrados ni densos como muchos de los vinos modernos argentos. Esto es cuestión de gustos… hay de todo en la viña del señor.
- El rango de precios es muy amplio, pero según nos comentaba la enóloga que nos atendió en el museo, un buen Cahors ronda desde los 30-40 euros para arriba. Nosotros compramos y probamos de 10 a 12 y no salimos tan mal parados.

Como decimos arriba, esto es un vistazo muy general… Pero a juzgar por el sol y la humedad de la zona, era esperable un tipo de vino como el que encontramos. No obstante para ser más exactos, deberíamos saber más de vinos y volver por más tiempo otra vez. Quizá lo hagamos, jeje!

La mañana que emprendimos camino rumbo a Montpellier comenzó la segunda parte del viaje y la otra historia… hubo de todo.

En la siguiente nota hablamos de robos, ostras, mejillones, fiesta folk, gente maravillosa, grandes vinos, muchos viñedos y otras cosas…

Salute, RUMBOVINO!

21 comentarios:

  1. Buenísimo!!! que siga el relato, lo espero!!

    un abrazo desde el otro lado de la cordillera!!


    Alvaro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Álvaro!!
      La segunda parte del relato no tiene desperdicios... todo una odisea!!
      Un abrazo gigante de los dos. Salute!

      Eliminar
  2. ¡No me habías dicho que no tenias el mapa de Francia!
    pero me imagino que supieron sortear y salir airoso de ese brete.
    Muy buenas las Imágenes de los paisajes y vinos.

    Saludos a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te contaremos flaquete!! lo de la falta de mapa nos dimos cuenta al entrar en Francia jejejeje. Sortear, sorteamos... !

      Abrazo grandeeeeeeeeeeeeeeee a los dos y salute!

      Eliminar
    2. Ah!! Por cierto... las fotos no son nuestras... eran mejores que estas, jejejeje... eran!!

      Eliminar
  3. Qué grandes!!
    Che, allá, en el GPS, te habla una galleguita como le dicen acá (española castiza)? JeJe!!

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seeeeee...habla igual... pero en Español! jejejeje.

      Un abrazo grande Adrián! Salute y hasta prontito!

      Eliminar
  4. Amigos, que lindo leer sus experiencias.
    En una época (cuando estaba estudiando en la facu) nos íbamos de campamento muy seguido. Son experiencias de mucho contacto con la naturaleza y con uno mismo.
    Haber acampado en esas zonas del viejo mundo imagino habrá sido algo inexplicable.
    Los felicito por el viaje y confieso una sana envidia.
    Espero por la siguiente nota!!!
    Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esteban...tal como lo decís, ya acampar tiene ese sabor especial del contacto con la naturaleza que no logras de otra manera, pero la acampada en Belcastel junto al río fue grandiosa! Un abrazo grandeeee. Salute!

      Eliminar
  5. Que lindo viaje, Amigos !!
    Mi más sana envidia (no creo que eso exista, pero... jejeje).
    He tenido la suerte de probar varios Cahors de gamas medias-altas y coincido plenamente con vuestra definición !!
    Son vinos algo rústicos, pero de buena estructura y gran largo de boca. Son diferentes, y eso es lo más interesante (tal cual uds. lo dicen) !!
    Sigan disfrutando mucho !! Un abrazo desde Córdoba. ROBERTO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roberto!!! Sí señor, lo del largo de boca es un detalle que se nos escapó poner, pero sí es cierto que en general tienen persistencia larga (no tan agradable en algunos casos). No obstante la experiencia es valedera y hasta increíble porque siempre oímos hablar de Cahors y su malbec y poder viajar hasta allí para probarlos in situ vale más que las pequeñas conclusiones que uno puede obtener, no? Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo grande y salute!

      Eliminar
  6. Qué buen viaje! Hermosos lugares para conocer e interesante experiencia la de los vinos de Francia. Ya me veo venir porqué no hay fotos propias.
    Esperamos la segunda parte ansiosos!

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ariel!!! Jejejeje...vemos que ya has visto por donde viene la mano, aunque si solo fuese eso!! En breves, la segunda nota! Un abrazo grande desde Galicia y salute!!

      Eliminar
  7. Que buena envidia!!! Acampar, tomar vino, comer quesos a la luz de la luna. Impagable. Excelente el relato.
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Impagable Antonio, como lo decís!!! Muchas gracias por tus palabras y por el comentario. Los quesos franceses son excelentes, no hubo uno que no nos gustase... además tienen un pan acorde y vinos que acompañan de maravillas por poco dinero. Qué más pedir? Vaya un gran abrazo desde Galicia. Salute!!

      Eliminar
  8. Que lindo !!! Diganme que se hicieron un picnic con quesos y vino en alguna de esas colinas ...
    Interesante la comparación de los Malbec nuestros con los de ellos.
    Espero ansioso el próximo post.
    Ahhh y algun día vuelvan ...
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claaaroooo!! Qué te parece?? Además en Francia, si hay algo barato, son los quesos jejeje! Volvemos en breves Fran! Un abrazo grande y salute!

      Eliminar
  9. Que lindo Chicos !!!! Sana envidia....los felicito...ya nia contarán con lujo de detalles !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande José!!! Muchas gracias... ya te contaremos con calma!! Abrazo grande y; nos vemos en Santa Fe?? Salute

      Eliminar
  10. Excelente crónica!!!! El vino negro de Cahors me lleva a tantas cosas que leí del origen de nuestro Malbec. Esta bueno que puedan ver otra realidad en cuanto a grado alcohólico y acidez; ademas de concentración; esto ayuda a conocer mejor al innombrable, que en Francia vinifica como corresponde.
    Salutes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaj, nos gustó esa última reflexión!! Lo que más nos extrañó de nuestro paseo por Francia es la cantidad de vinos de más de 13,5% que vimos... nos pensamos que esos grados no existían allí! Gracias por el comentario Fabi! Un abrazo y salute!

      Eliminar

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!