Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



07 febrero, 2013

El precio de los vinos

Este post comencé a escribirlo  en Diciembre del año pasado. Luego de terminar la idea principal decidí dejarla reposar un tiempo porque no quería equivocarme en el enfoque que debían tener estas líneas.  Pasaron un par de meses, y aún así, la idea sigue sin cerrarme del todo, pero aún a riesgo de no ser certero, me gustaría discutir con los lectores este asunto…

 La idea me invadió cuando leí una de las tantas listas que andaban dando vuelta, impresas en papeles de revistas o volando en las pantallas de las páginas o blogs de vinos a través del ciberespacio, enumerando los mejores vinos de Argentina del 2012. Lo cierto es que ese listado – el de aquel momento–  que integraba el top nacional me disparó un par de preguntas-reflexiones, que no son de ahora sino que vienen desde hace bastante tiempo. ¿No se está yendo un poco la mano con los precios de los vinos? ¿Debemos estar orgullosos de que nuestros mejores vinos estén casi todos por arriba de los $100? Lo cierto es que no estoy tan seguro de ambas cosas.

No quiero cuestionar esos vinos ni ese podio. No he probado casi ninguno por la sencilla razón que no los puedo pagar. Lo que cuestiono en realidad es que cada día nos cueste más hacer vinos a mejores precios. Al menos eso es lo que parece desprenderse de esas listas. No deberíamos prestar atención a eso, sobre todo cuando estamos perdiendo competitividad en el mundo justamente por ese motivo. Realmente es necesario que los vinos cuesten ese dinero. Como imagen hacia afuera creo que esto no es del todo bueno.

Si bien se que no tiene nada que ver, cualquier persona que no sabe mucho de estos menesteres electivos, tranquilamente podría llegar a pensar que no se puede beber ningún vino de buena calidad por debajo de los $100 (poco más de 20 USD oficiales). Un precio que está muy alejado de las posibilidades económicas de la mayor parte de los bebedores de vinos de Argentina… Y eso que el vino está declarado como la bebida nacional! Y lo que es peor, nos quejamos de que cada vez se bebe menos. Es que así no hay forma de revertir la tendencia.

Deberíamos comenzar a tratar de que estos listados los integren vinos más cercanos a la realidad de los consumidores y dejar de hacer tantos productos exclusivos y para pocos. Eso, creo yo, no tiene nada que ver con la inflación del país… tiene que ver con decisiones de empresa. Para mí, este es el desafío que debe perseguir la vitivinicultura argenta… 

¿Seremos capaces de hacer vinos más económicos? ¿Seremos capaces, cada uno desde donde le toca, los comunicadores, profesionales y aficionados, de modificar esta tendencia y dar una vuelta de timón para que el vino nacional además de ganar premios gane consumidores?

Gracias por leernos,
Rumbovino.

18 comentarios:

  1. RUMBOAMIGOS:
    Que tema el precio de los vinos...
    En las sociedades opulentas -o sea, en las que tienen sus necesidades básicas satisfechas- desde los años 70´se viene dando una tendencia a la "premiunización" de los consumos en todos los ámbitos, algo propio del sistema capitalista.
    No estoy radicalmente a favor de esto, pero es muy difícil ir en contra o pensar en que esto pueda desaparecer.
    Mi "granito de arena" es recomendar en lo posible vinos accesibles, aptos para todos los bolsillos (pues conozco el target de público que me lee aquí en Córdoba). Y en esto si estoy convencido, en Argentina se pueden elaborar grandes vinos por menos de $100 !!
    Los vinos de lujo van a seguir existiendo siempre (como la ropa de marca o los autos deportivos). Lo importante es no perder el rumbo y reconocer quienes son nuestros seguidores.
    Excelente el post, como siempre !!
    Abrazo desde Córdoba. ROBERTO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Roberto!!!

      Nosotros vamos muy cerca de tu pensamiento. Tampoco pensamos que los vinos premium tengan que desaparecer ni mucho menos, si hay público interesado en comprar hay que producir; pero nos parece que hay mucho aprovechamiento de esto y los precios se exageran y en muchas ocasiones decepcionan, lo que en definitiva deja de ser bueno para la industria.

      Y claro, acordamos también en que argentina es capaz de hacer grandes vinos a bajo precio (hay varios ejemplos de esto).

      Abrazo grande y salute!

      Eliminar
  2. Muy buen tema, no tengo mucho conocimiento en el solo me doy cuenta cuando compro los, y no es verdad que solo los vinos caros son los buenos hay de bajos costos que representan bien los suelos argentos, tambien hay bodegas que bastardean sus lineas bajas q hace dos años eran buenas y hoy puro color, dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por animarte a comentar.

      El último tema que planteas es el que más preocupa. Hay muchas bodegas que han quitado mucha calidad a sus gamas bajas y eso parece hacerse tendencia en muchos casos.

      Creemos que con el tiempo, quienes ofrezcan buenos productos a bajos costos serán los que mejor acaben (claro, esto que decimos no es ninguna verdad revelada, pero sí es cierto que últimamente se está dejando de lado la marca baja por la marca alta).

      Abrazo y salute!

      Eliminar
  3. Hola, muy buen tema. A mi me parece que los precios son absolutamente desmedidos. Hay muchos vivos (no todos, pero sí la gran mayoría) que amparados en las excusas de siempre (inflación, costos de importación, etc) aumentan exageradamente sus precios ad infinitum. Y eso sin tener en cuenta los que salen de cero a la calle con un producto nuevo e ignoto, de bodega recién estrenada o inexistente, y le meten ya $200 para arrancar.

    Prefieren tener las botellas en las góndolas juntando polvo antes que bajar los precios.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, muchas gracias por participar del post.

      Lo que comentas es lo que pensamos nosotros e intentamos transmitir con esta entrada. No lo pusimos literalmente, pero coincidimos con lo que decís.

      Es verdad también lo de las bodegas nuevas que creen que sus vinos valen lo que no valen y a la larga o a la corta terminan fracasando. Los precios hay que ganarlos con laburo y no con nombres.

      Un abrazo grande y seguimos en el debate. Salute!

      Eliminar
  4. Qué tema complicado éste. Complicado porque tiene muchas aristas. Por ejemplo, nuestras bodegas (se puede aplicar a otros rubros) tienen un buen negocio entre manos y la verdad es que no les va nada mal a la mayoría. Entonces, ¿por qué ese tipo querría bajar los precios?
    Yo coincido con ustedes, pero lo nuestro parte desde el punto de vista de consumidores y divulgadores.
    Por otra parte, está la idea de ser premium y consumir lo que otros no pueden. Mucha gente construye su identidad de esa manera.
    Otro punto es el contexto económico que vivimos, con bajo desempleo, sueldos bastante buenos y un modelo que impulsa el consumo para mover la economía. Esto da por resultado la avivada de los empresarios que inflan sus precios.

    El tema es para largo. Descorchemos un vino y discutámoslo en persona ;)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy complicado, Ariel!

      El razonamiento que haces al respecto del negocio es perfectamente lógico, lo único que no tengo claro es si a "todas" las bodegas el negocio les va bien.

      Eso no podría asegurarlo, aunque hay una tendencia general en la gente que es quejarse por vicio y a eso, los argentinos lo tenemos más que estudiado. Por las dudas lloramos por más que nos vaya bien! Tremendo!

      Lo de la avivada no solo se ve en el vino, se ve día a día en la cotidianidad que nos toca vivir cuando vamos al super o la verdulería o lo que sea... vivos, sobran.

      Me parece, que al igual que pasa con otros países, los argentinos deberíamos alzar un poco más la voz y quejarnos contra esos aumentos abusivos. Acá, si algo aumenta, compramos el doble por las dudas que aumente de nuevo!!! Estamos locos?? En otros lugares, si algo aumenta...los empresarios se lo meten donde les cabe hasta que lo bajan!

      En fin... creo que nuestro rol, es de al menos opinar y criticar. Luego lo que pasa en la cocina de cada empresa es otra cosa!

      Salute!

      Eliminar
    2. Coincido en que la idiosincracia argentina es así: si lo aumentan, me compro dos antes de que siga subiendo. Es nefasto, más pensando que en otros países tiende a pasar lo contrario. si aumentan no les compran.
      Quiero dejar en claro que nosotros, como consumidores con el plus de comunicadores, no debemos dejar de observar estas cosas. Incluso, ser más duros.

      Se me ocurre lo siguiente, al margen pero dentro del tema: si yo digo que Château D'Yquem es muy caro no pasa nada; si digo que un vino de la Bodega X argentina es muy caro seguro recibiré un mail con quejas. ¿Qué pasa? ¿O vivimos en una gran chatura mental o nos creemos qué ? Espero que se entienda el punto.

      ¡Salute!

      Eliminar
    3. Aplausos Ariel!! Buenísimo.... Nada más que decir!

      Un gran abrazo y salute!!

      Eliminar
  5. Muy buen post! Personalmente trato que mi blog muestre vinos accesibles por este tema, es que existe poca gente que puede comprar botellas tan caras. Ademas casi todos los vinos de mas de 100 mangos son buenos, el tema es conseguir calidad con menos dinero para beneficiar a mas consumidores no?
    Salute

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la idea nuestra al escribir los principios básicos de un blog de vinos... saber qué bebe que nos lee y además poder mostrarles cuáles son los vinos económicos que mejor están. Es como vos decís... por arriba de los 100 es fácil que el vino esté bueno (hay excepciones) pero por debajo la cosa está cada vez más complicada!

      Muchas gracias y salute!

      Eliminar
  6. Bueno... Y llegué yo... JeJe!!
    Saben que mi blog hace algo de lo que Uds piden, con mi jodidad RPC y los listados de las más positivas, donde claramente no hay mucho de más de $ 100.
    Asimismo, cuando doy los premios anuales (pronto daré los 2012) y teniendo en cuenta que uno premia lo mejor, también tiene un sesgo bastante popular a comparación de otras premiaciones.

    Veo 2 carriles de discusión.

    El de los que hacen y venden los Vinos.
    Ese carril nos es ajeno y lo podemos influir poco. Coincido mucho con los conceptos vertidos por Ariel. En la nota decís lo de la competitividad y el empresario argentino dispara por lo fácil: o modifica algo (poco o nada en calidad, mucho en packaging y publicidad) el caldo y sale con precios mucho mayores (vuelo corto, pero si todos lo hacen... ) o saca nuevas líneas o etiquetas al mayor precio posible. Con eso va a vender en principio, aunque el tema es la continuidad (más si hay crisis), pero queda joya en esta sociedad de consumo y más si la prensa es un coro de aplaudidores.
    Después esa prensa embanderada (con billetes o botellas) te dice (para acá y afuera) que los Vinos argentinos no se tienen que encasillar en baratos y buenos porque sino le va a pasar lo de Australia (asociando el Malbec al Syrah). Cunado cualquiera con 2 dedos de frente puede ver que Argentina puede tener una excelente oferta de Vinos baratos y buenos y también muy buenos y excelentes a buenos, muy buenos o excelentes precios. Y de lo del Malbec ni hablar, porque cualquiera sabe que no solo somos Malbec, aunque allí está el boom desde hace años.

    La prensa, los comunicadores.
    Acá estamos nosotros, que cada día somos más. Aunque sigue casi intacta la prensa ensobrada, lobby que aplaude cualquier aumento, cualquier Vino de alto precio, queja sobre los gastos que producen los empleados (sueldos y cargas sociales), queja por no encontrar personal temporario para cosechar por 2 mangos, etc..
    Y lo que dice Ariel de bodegas que pasan a ignorarte, te recriminan o hasta hacen masa con otras para que no te den ni la hora porque un Vino no te gustó mucho, le encontrarse algún dulzor desmedido o poca acidez y ni hablar si te pareció caro. Porque en el manual del periodista -y ni hablar del sommelier- amaestrado, está prohibido no hablar bien de todo lo que el bodeguero haga...

    Abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué más agregar a lo que has dicho? Pues nada...

      Lo que más lamentamos es que estas notas y sobre todo estos comentarios no tengan más difusión, porque hay mucha gente "implicada" directamente en lo que estamos discutiendo y no se entera... o si se entera, hace como si no.

      Creemos que desde donde nos toca, hay que ser crítico con todo... y si alguna bodega se enoja porque no nos gustaron sus vinos, qué se le va a hacer, no vivimos de esto, y aunque así fuera, no hay que venderse nunca!

      Un gran abrazo y muchas gracias por este gran comentario Adrián!

      Salute!

      Eliminar
  7. Creyendo que los textos de un blog son atemporales me atrevo a comentar cuatro meses después de publicado. Comparto un caso de aquí de Brasil: de una manera sistemática -la última vez fue en marzo de este año-, y aprovechando que por aquí la economía va bien las autoridades del ramo vinícola tienen la idea de pedir al gobierno colocar más impuestos en los vinos extranjeros -argentinos y chilenos dominan el mercado por aquí- para así fomentar el consumo de vino nacional. Lo bacán del asunto es que los mismos consumidores brasileños a través de diversos medios -sobre todo blogs- hacen una especie de corriente y casi simultáneamente en varios estados protestan fuertemente, incluso algunos más drásticos dejan de consumir vino nacional disminuyendo muchas veces su consumo pero enfocándolo en los caldos de vinos extranjeros.

    Te sorprenderías al ver los precios de vinos de tu país por aquí. Sólo dos botones: un Álamos US$20 y un Del Fin del Mundo Special Blend US$100. En EEUU, Suecia y Japón los vinos argentinos son mucho más baratos que en Brasil.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina y Manolo, muchas gracias por pasarte por rumbo y sumar a la discusión de los precios de los vinos.

      Casualmente en este momento estoy en Brasil, en Lavras (Minas Gerais) y pude comprobar lo que comentan de los precios de nuestros vinos acá en Brasil. no con tus ejemplos, pero sí con otros que allá son baratos y acá elevados.

      Ayer estaba escuchando sobre los vinos de México y justamente ese reclamo de los vitivinicultores mexicanos sobre que bajen los impuestos de los vinos nacionales (hoy sobre el 40%) para así fomentar el consumo de vino local. Qué loco que el propio país no defienda la industria nacional no?

      Lo que me parece más extraño es que los propios blogs brasileros no incentiven el consumo de vinho local.

      Un abrazo y salute!

      Eliminar
  8. La mayoría de blogs brasileños sí apoyan su producto pero ya vi muchos que ya sea por rabia o por dar la contra a tanta medida que acaba en el alza de precios llegan a dejar de consumir vino nacional. Vaya, si estás en Brasil comprobarás los precios altos de los diversos vinos tanto argentinos como los propios brasileños. Quizá por allá encuentres los tintos Villaggio Bassetti Primeiro; Bueno Paralelo 31; y los Casa Valduga Premium, de éste último probamos un Gewurztraminer que estaba interesante, el Villaggio... es de un productor menor. Nosotros estamos más al sur, en el Paraná, Curitiba. Quién sabe si algún día pases por esta ciudad, nos avisas de ser el caso.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te decía antes, creo que hay que defender la producción local como objetivo prioritario para el crecimiento de la industria... Brasil puede darse el lujo de producir todo lo que quiera, o casi todo!

      Muchas gracias por los datos sobre qué buscar. Estuve recorriendo y no he encontrado mucho aún, pero ahora prestaré atención a sus recomendaciones. Me llamó mucho la atención el Gamay de Miolo.

      Y por supuesto,muchas gracias por la invitación. Ahora estoy con el tiempo justo, pero quizá la próxima pueda visitarlos.

      Abrazo grande y salute!

      Eliminar

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!