Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



13 octubre, 2010

Bodega Viña Las Perdices. Degustación

Hoy comenzamos la mañana con la maravillosa noticia del rescate de los pobres mineros chilenos, así que antes de meternos en materia, quiero dejar aquí un ¡Bravooooo!!!!

Ayer, fuimos invitados a una cata en la vinoteca Vida (Santa Fe, Argentina), en la que se iban a presentar algunos vinos de la Bodega “Viña Las Perdices” de Luján de Cuyo, Mendoza.
Habíamos visto alguna vez las botellas, pero como hay tantos y tan buenos vinos en Argentina uno va de a poquito y en este caso, pues aún no se nos había dado la ocasión de probar nada, así que… sin duda, nos brindaron una ocasión estupenda para hacerlo.

La Vinoteca es un espacio super agradable, amplio pero cálido, y consta de una primera planta en la que uno es recibido y puede pasearse entretenidamente ojeando la excelente y variada selección de vinos y otros productos gourmet que tienen a la venta, además tiene en el sótano un maravillosa cava (cosa imprescindible para cualquier vinoteca que quiera conservar la calidad de sus productos) y en la parte alta del edificio una preciosa sala de degustaciones. Realmente, es un lugar estupendo, diseñado con un gusto excelente para alguien que tiene una idea apasionada por el mundo del vino. Así que siempre que vamos a una cata, lo hacemos un ratito antes para darnos un paseito entre los vinitos y luego nos acomodamos en la sala de degustación.

La cata de ayer nos encantó. Hay que destacar la completa y atenta exposición que el sommelier hizo, en la que sin prisas no escatimó en interesantes y completas explicaciones, de forma muy “lúdica” haciéndonos a todos participar intensamente de las degustaciones y animarnos a preguntar y a compartir. De hecho, casi que nos tienen que sacar con palanca de la vinoteca, a eso de la 1 de la madrugada, ya que estábamos enganchados en una conversación super interesante con el sommelier y los otros acompañantes.

Y los vinos?

Pues la verdad es que todos ellos nos sorprendieron más que gratamente!
Si bien, solemos inclinarnos más por los tintos, tanto el Pinot Grigio 2008, que tomamos primero y por primera vez, como el segundo, que fue un Sauvignon Blanc 2009, nos gustaron mucho. No voy a entrar ahora a describir aromas y sabores ya que cada uno sacaba sus propias conclusiones y tampoco es la idea de esta nota. A algunos les gustaba más el primero ya que les resultó más fresco y a mí por ejemplo, me gustó quizás más el segundo, el Sauvignon Blanc que tenía una deliciosa persistencia en boca.

 

El tercer vino que tomamos fue un delicioso Malbec 2008, sin dudas bien redondo y muy bien anticipado el sabor por los aromas, que se manifestaban algo ácidos de entrada y a medida que transcurría el tiempo se iban abriendo para asentarse dulce y mantecoso; y así mismo entraba en boca, envolvente y dejando un largo y exquisito sabor a ciruela negra madura (al menos a mi parecer) en la “memoria bucal”. La madera se le notaba, pero precisamente sutil, bien de la mano de las virtudes de este vino.

El Reserva Pinot Noir 2007, fue el cuarto y último vino a probar, y también la agradable sorpresa, ya que no es fácil dar con un Pinot Noir bien completo, y en este caso, estaba más que lograda la “captura” de aromas intensos y sugerentes que tan efímeros son en otros “pinot” que hemos catado. Y lo mismo en boca! Con una “exuberante” presencia, a lo que también nos resultaba inusual, y me olvido de la primeria impresión… la vista… con una presencia más intensa, con más cuerpo y colores más profundos.

Sin duda, más que recomendable esta bodega, que por lo que nos contaron es “pequeña”, lo que sería una “Bodega boutique”, con lo que esto implica: vinos más mimados, más “personales” en donde se nota la mano directa del creador. Y cuya idea fundamental es, además, que el terruño sea un sello de identidad de cada uno de sus vinos.

Y para terminar, no nos podemos olvidar de que además la vinoteca Vida, como siempre, nos obsequió con una picada deliciosa para maridar, con queso, salame, fiambres, y riquísimas aceitunas. Y además un sorteo! No nos tocó nada a nosotros, pero los afortunados se iban todos contentos con un vinito. Así que la reunión fue todo un éxito, y además un lujo… por todo.


Salute,
RUMBOVINO

3 comentarios:

  1. Me encanta esta bodega, compré para guarda un Reserva Don Juan, veremos como sale pero le tengo fé jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cosecha compraste Javier? Ese vino tiene un buen potencial de guarda, pero salen para ser degustados ni bien pisan mercado.

      Ya nos cuantas, pero es un vinazo!!!

      Abrazo y salute!

      Eliminar

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!