Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



14 septiembre, 2014

El mejor vino que he bebido en mi vida

Y ahora les explicaré porqué.

Ya lo presuponía allá por octubre del 2013, luego del descube y tras haber andado las terrazas de los cañones del Sil de arriba a abajo y de abajo a arriba muchas veces aireando cepas, sulfatando, vendimiando... jugando en ocasiones con la verticalidad, que si te distraes un poco puedes perder.

Lo advertí cuando publiqué aquella nota donde contaba mi experiencia como viticultor de la Ribeira Sacra en primera persona... XAN VACA 2013 es el primer vino en el que me siento total y absolutamente implicado. Vino que me permitió vivir en carne propia lo que cuesta trabajar la viña y ver su fruto convertido en caldo, y del que aprendí que nunca más sería capaz de juzgar un vino desde la comodidad del sillón de mi casa.

La experiencia de “mi primer vino”, que no es mío siquiera un poquito pero lo siento así, me dejó un antes y un después en lo que a valorar una etiqueta se refiere. Cuando lo viví, lo sufrí y lo disfruté, estuve seguro de que ese sería uno de los mejores vinos que bebería en mi vida.

Y ya pasó casi un año de aquella declaración de amor incondicional. Llegó el día de probar aquel tinto nacido de las propias entrañas de las pendientes del Sil, en Doade. Cepas de unos 20 años donde la Mencía comparte su espacio con algunas garnachas tintoreras, y unas cepas blancas esparcidas por aquí y allá. Este vino es puro vino...levaduras autóctonas, fermentación incontrolada (fuimos 5 veces a la bodega a intentar descubar mientras las levaduras seguían disfrutando a sus anchas de los azucares que la uva les brindaba), finalmente descube, un par de trasiegos y listo... Esencia pura de la Ribeira Sacra.



Si tenemos en cuenta que la cosecha del año pasado (2013) no ha sido de las mejores ni mucho menos, me pongo a pensar en cuánto habrá influido la decisión de Mario de adelantarse una semana en la vendimia (en mi inconsciente estoy seguro que mucho), sin hacer caso a los mandatos establecidos por la DO Ribeira Sacra , evitando las lluvias de esa semana, logrando igualmente una buena madurez pero obteniendo unos racimos sanos y fuertes. Obviamente, él puede hacer lo que quiera con su viña porque su vino no se vende, es solo para disfrute personal y de sus amigos.

Volviendo casi un año atrás. Tras el descube probé un sorbo de ese anticipo de tinto y me supo a gloria...parecía como si el vino quisiera avisar que iba en serio.

Un poco más acá en el tiempo. Hace unos dos meses más o menos, fuimos a la bodega tras sulfatar y preparar las vides para esta nueva cosecha y aproveché. Apenas tomé un sorbo de Xan Vaca robado del taque de acero inoxidable donde aún descansaba... confieso que solo fueron dos sorbos y un par de olisqueos rápidos, pero no me quedó ninguna duda de lo que había allí dentro era muy bueno.

Llegó la noche de cata... para acompañar, unas empanadas criollas caseras y sopaipillas chilenas caseras...

Comenzamos a despuntar vicio con DEMO NEGRO 2013, el blanco salvaje que elaboramos con Mario. Este año más seco que en su versión anterior. En nariz y boca me recordó a un Riesling... salvando las distancias y con perdón por las comparaciones. Final amargoso y disfrutable.

Y tras largo insistir a su creador llegó la estrella de la noche, XAN VACA 2013, estrenando etiqueta y reclamando atención...



Color rojo picota, capa media, limpio, brillante y unas piernas que más de un gran vino desearía lucir. En nariz sus aromas son de intensidad media y dominan las notas minerales (a mí me recuerdan a las cenizas y piedras) y unos frutos negros sutiles sobre el fondo. Nada rimbombante...más bien austero, pero de mucha sinceridad. En boca es franco y sabe a lo que huele. Sobre todo minerales y fruta negra. Su acidez está en perfecto equilibrio... es menos ácido de lo que suelen dar los caldos puros de la Ribeira Sacra. Taninos redondos, paso por boca ágil y sedoso. Final con tenue amargor y de persistencia media...

Acabo de hacer una descripción casi técnica de un vino que no es nada técnico ni tampoco pretende serlo. Si lo explico de otra forma lo haría como en poesía y perdería la realidad y seriedad que este tinto casero de la Ribeira Sacra tiene.

Les aseguro queridos amigos, quienes han logrado sobrellevar la lectura hasta este punto, que si este vino estuviese a la venta se agotarían los 700 litros que hicimos en tan solo un día y el discípulo de Robert Parker le hubiese puesto un 50 sobre 100.


Pero por suerte, aún nos quedan muchos litros para disfrutar de un vino auténtico. 

Gracias por leernos,
Rumbovino, difundiendo la cultura del vino y en favor del consumo moderado.

Salutes!

12 comentarios:

  1. Muy linda nota, no hay nada mejor que lo que hace uno mismo.
    ¡Abrazo transoceánico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ariel !!!

      Y como vos decís, no hay nada mejor que lo hecho por uno mismo...

      Abrazo grande y salutes!!

      Eliminar
  2. Que lindo amigos !!!, linda experiencia la que están haciendo y disfrutando en la Ribera Sacra..aunque muchas veces no comente ...los sigo leyendo con mucha atención !!

    Salud !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido amigo...,

      No te preocupes por no comentar... Nosotros tampoco podemos hacerlo con mucha frecuencia aunque seguimos todas las publicaciones.

      Ya sabes lo que te esperar acá cuando nos visites...

      Abrazo gigante!!! Salutes

      Eliminar
  3. La pasé muy bien leyendo este artículo. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos por pasarte siempre por rumbo y dejar tus comentarios Leonorcita.

      Un saludo y hasta otra,

      Salutes!!

      Eliminar
  4. Este tipo de notas es de las que mas disfruto, cuando alguien escribe desde las entrañas, se nota en el texto. Estoy seguro que ese tinto debe ser el mejor vino que tomaron en sus vidas. Me dieron muchas ganas de comprar una botella.
    Felicitaciones por la experiencia de vida!!!!
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada más que agregar a lo que acabas de decir Ariel. Solo gracias...!!

      Y acá estamos si alguna vez decides pasarte por la profundidad de Galicia. Solo tienes que avisar.

      Abrazo grande y mil gracias nuevamente!

      Eliminar
  5. ¡Qué lindo todo! ¡Qué lindo leer esto! y esta demás decir que ese vino ha de ser de la puta madre, que felicidad leer esto...así de simple.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, qué lindo leerte querido amigo!!

      Qué quieres que te digamos...solo gracias por tus palabras. Tienes tu casa en Galicia cuando gustes!

      Salutes y abrazos a larga distancia!

      Eliminar
  6. Belleza de descripción y que me importa el discípulo de Robert Parker ! si mucho menos me importa Parker ! jeje!
    Este es un vino "auténtico", "natural", "puro"; los que preferimos los que amamos las vides y el terruño.
    Gran nota !
    Saludos Patagónicos
    PD. ando muy desenganchado con la blogósfera, pero los sigo leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Fabi!!!!

      Opinamos exactamente igual... y nosotros estamos igual que vos, si bien seguimos las notas de todos, difícilmente tenemos tiempo para comentar algo. Igualmente, como le decíamos a Kuari en otro comentario, eso no es lo importante.

      Un abrazo grande a la distancia querido amigo. Salutes!

      Eliminar

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!