Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



18 marzo, 2016

30 Copelos un tinto de Ribeiro extraordinario!

Debía esta nota, y me debía este vino, desde hace por lo menos unos 4 o 5 años. Lo probé por primera y única vez en la casa de unos amigos. Destapamos algo al azar como para ir entrando en tema mientras se hacía la cena. Un Ribeiro tinto, vestido con una botella tipo Borgoña pesada y una etiqueta limpia, elegante y que rezaba en plata 30 COPELOS junto a la firma de su autor, José Meréns. Recuerdo ese vino. Solo ese vino de todos los que cayeron aquella noche. No recuerdo ni tan siquiera qué cenamos. Me dejó encandilado. Al día siguiente me contacté con José para visitarlo y conocer el lugar donde nacía esa joya. No pudimos quedar para vernos, no por mala disposición de su parte sino porque en aquella época el que andaba con los tiempos justos era yo, yendo y viniendo entre Argentina y Galicia.

Pasaron los años y siempre tuve esa espina clavada. He probado muchos tintos del Ribeiro que me encantaron, pero aquel no había vuelto a probarlo hasta que lo encontré en una vinoteca de Vigo y me traje una botella a casa. De esto hará cosa de 1 año y medio.

Este fin de semana lo descorchamos. Porque nos apetecía, nada más. No había eventos especiales ni nada que festejar. Solo disfrutar de una buena cena, en buena compañía y un buen vino. Qué más pedir.


30 COPELOS 2013

Tinto compuesto por un ensamblaje de variedades autóctonas de Galicia. Sousón (40%), Caíno Longo y Caíño Redondo (35%), Brancellao (10%), Ferrón (10%) y un pequeño porcentaje de Garnacha. Desgranadas a mano y cofermentadas en barricas abiertas de roble francés. Posteriormente se crían durante 6 u 8 meses en contacto con sus lías en maderas francesas, americanas y húngaras. 

No son polillas, es que la cava tiene los estantes muy juntos, je!


Aún se mantiene con un color rojo rubí con reflejos levemente tejas. Glicérico, imponente. Brillante. Limpio. Notas frescas, balsámicas, especias mixturadas con madera buena (de esa que se asoma en el fondo sin gritar demasiado alto. Más bien son susurros). Notas de laurel, especias y trazas minerales… En boca es pura seda. Se desliza por el paladar como flotando, sin tocarlo, acariciando. Cargado de sabores que se despliegan y se solapan y se mezclan y explotan y te llenan y te bañan las papilas de Ribeiro en estado puro.

Hay frescura, hay fruta, hay madera, hay especias… hay de todo… sensacional! Como lo recordaba!

Su precio ronda los 19 € aproximadamente. Ni dudaría en invertirlos nuevamente. Vale cada céntimo que uno paga. Por cierto, va a seguir mejorando en botella. Lástima que ya no nos queda.

Gracias por leernos amigos,

Buena vida y buenos vinos,

Salutes, Rumbovino.

Difundiendo la cultura del vino y en favor del consumo moderado y responsable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!