Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



13 marzo, 2017

4 Monos A mi manera.

Dos trabajos diferentes y el blog. Como es lógico, los dos primeros me dan de comer (y beber), mientras que el otro me da dolores de cabeza porque siento que estoy en deuda con alguien si no escribo –no tengo claro con quién es la deuda, pero con alguien es-.

Así que ante la disyuntiva de dejar o seguir, el tema pasa por escribir “obligado” y mal, o escribir solo cuándo puedo disponer de media hora, como hoy, e igualmente escribir mal pero con más tiempo. En cualquiera de los dos casos la ecuación arroja el mismo resultado, así que menos quejas y más acción. Vamos al lío.

Fin de semana, como siempre viernes y sábado por la noche mi momento vino. Esta vez seleccioné dos etiquetas que tenía ganas de probar desde hace un tiempo.

VIERNES

Pintó una cenita a base de una picada sencilla con jamó serrano y queso manchego (exquisitos por cierto) y una buena pizza casera con tomates secos y Brie. Estos sustentos pedían, al menos me lo pedía a mí, la compañía de un tinto de poco grado y cierta frescura. Elegí el 4 Monos Cariñena 2014, que supuse que sería de ese estilo. No falló.





100% Cariñena de Madrid. Uvas de viñas de 30 años procedentes del paraje Arroyo Tórtolas ubicado en la localidad de Cadalso de los Vidrios conducidas en vaso y plantadas sobre suelo arenoso en superficie con granito meteorizado a una altura de 700 msnm.

Maceración en frío con racimo entero. Fermentación alcohólica con levaduras autóctonas con el 100% de raspón durante 40 días. Crianza de 14 meses en barrica de roble francés de 300 litros. Alcohol, 12,5% vol. (cada día me gustan más los vinos de bajo grado). Solo se elaboraron 400 botellas.

Rojo picota con ribetes rubí. Buena lágrima aunque no es su fuerte y no importa tampoco. Nariz fresca, limpia, profunda, con fruta roja pequeña, destacando su fondo balsámico y mineral (grafito, piedras). Boca lineal, vertical, fresca, con frutos negros y rasgos muy minerales y levemente balsámicos. Seco, final amargoso, rico. 

Un vino diferente. Lo que esperaba de él. Me encantó! 

Precio aproximado 18€. No es barato, pero los volvería a invertir sin dudarlo. Tengo que probar más cosas de este proyecto de 4 Monos Viticultores.

SÁBADO

Cayó un asado. Nunca falta en mi fin de semana, salvo catástrofe, carne a la parrilla. El gen Argentino me puede allá donde vaya. Tenía algo de grasa la carne, por eso quería algo con cuerpo y tanicidad pero con frescura y frutalidad. Me fui al crianza oxidativa de Benjamín Romeo, de Bodegas Contador. A MI MANERA (2016).

Digamos que es un pequeño capricho de Benjamín. Un tinto 100% Tempranillo que elabora a su manera con uva procede de varias fincas pequeñas situadas en el municipio de San Vicente de la Sonsierra, sobre suelos pobres, en su mayoría arcillo-calcáreos y aluviales, de escasa producción. 




Se vinifica en grandes tinos troncocónicos de 10.000 lts. de capacidad. La uva macera en frío durante 3 días antes de arrancar la fermentación, que se produce durante 7 días a una temperatura controlada que ronda los 24ºC.

El resultado es un tinto de color picota profundo, brillante, limpio y glicérico. Intensas notas de flores en nariz, fruta como las ciruelas rojas maduras por doquier y un fondo láctico delicado cierra su paleta aromática. En boca es jugoso, expresivo, con mucha frescura y pura fruta de principio a fin, tiene taninos rugosos pero no pierde elegancia. Hasta muestra cierta complejidad con un final algo especiado y mineral.

Me pareció un crianza oxidativa exquisito. Para beber por litros. Su precio sugerido es de 13,50€. Un poco más caro que otros de su estilo y que también están muy bien. El coste diferencial entiendo que es por su hacedor y la calidad del producto que utiliza.

Vale lo que cuesta. Otro vino que volvería a comprar sin dudarlo.

Buena vida y buenos vinos,

Salutes, Rumbovino.

Más de 6 años difundiendo la cultura del vino y en favor del consumo responsable y moderado.

2 comentarios:

  1. Hola Andres, aunque no los he probado me imagino que son muy buenos vinos, he visto que en los últimos años ha habido una pequeña revolución en los vinos españoles, muchas etiquetas nuevas de zonas que hasta hace una década eran de alguna manera mal tratadas. Lo digo viendolo desde muy lejos, que opinas al respecto? es tan solo una visión mia o sientes algo parecido?
    Por otro lado siempre que leo tus posts de vinos veo una gran variedad en precios no muy locos, lo cual me causa cierta nostalgia.
    Saludos y a seguir metiendole.
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Ariel, siempre es un gusto leerte y saber que nos lees porque quiere decir que contamos cosas que a gente como vos le interesan, y eso de alguna manera es el objetivo de este blog. Resultar interesantes a la gente y no solo publicistas ocultos. Dicho lo dicho, vamos al lío.

      Lo que decís es totalmente cierto. En España desde hace no tantos años, quizá 4-5 (no creo que muchos más) está ocurriendo una especie de mini-revolución, porque han surgido infinidad de zonas nuevas, que en realidad siempre existieron pero estaban tapadas por dos monstruos como Rioja y Ribera del Duero. Yo creo que han resurgido, porque ofrecen cosas diferentes, con castas autóctonas, viticultura muy tradicional y poco intervencionista y han puesto patas arriba las cosas. De hecho tanto Rioja como Ribera han tenido que adaptarse a este nuevo aire y se han renovado también...

      En ese sentido creo que el futuro es muy promisorio. Y los amantes del vino estamos felices porque hay mil cosas para probar... y lo mejor, como vos apuntabas en tu comentario, los precios que piden por los vinos (salvo excepciones) están acordes a gran parte de los bolsillos de la gente. Por solo 10 euros encuentras verdaderas joyas. Ya ves...

      Bueno, espero haberte respondido al menos en parte sin liarme mucho.
      Un abrazo grande y a ver si te animas a venirte por acá.

      Salutes,

      Eliminar

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!