Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



24 septiembre, 2010

BODEGA ATAMISQUE






(Arbusto autóctono que crece en la zona de valle de Uco)

Esta bodega propiedad, de una familia Francesa, es un emprendimiento que tiene muy poquitos años, obtuvo su primera cosecha en el año 2007. Se construyó en una finca localizada junto a la localidad de San José (muy cerca de Tupungato), donde existía hace casi un siglo una estancia llamada Atamisque, cuyo nombre se mantuvo e identifica a la bodega. Además, en la finca se producen frutales y en la parte alta de la misma funciona un criadero de truchas arco iris que son utilizadas en el acogedor restaurante de la casa (otro lugar que merece la pena conocer, Rincón Atamisque). En todo momento este proyecto se enmarcó bajo el concepto del respeto por la naturaleza y el cuidado del medio ambiente, en ese sentido todo ha sido diseñado y construido respetando esta pauta.


Cuando uno realiza un viaje en periodo invernal siempre cabe la posibilidad de que el tiempo nos juegue una mala pasada y arruine parte de la diversión. Bueno, en este caso viajamos al Valle de Uco en pleno agosto y tal como lo marca la ley de Murphy, no nos podía esperar otra cosa que una tormenta de nieve. 

Jardín de la Bodega Atamisque
Así y todo, previa reserva (este dato es fundamental ya que como objetivo turístico priorizan la calidad de la visita sobre la cantidad, y eso les aseguramos que se nota), llegamos a destino sobre las 13,30 hs. Inmediatamente Laura, ella es la encargada de guiar toda la visita, salió a darnos la bienvenida. Esos pequeños detalles marcan la diferencia muchas veces.


La bodega consta de 70 hectáreas plantadas a 1300 msnm con viñedos propios de Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Además compran uvas seleccionadas a viñateros de la zona. Actualmente cuenta con una capacidad de producción de 500.000 litros (aún no han llegado a la producción total) basados en el concepto de gravedad, evitando la utilización de bombas para el movimiento del vino. 

En líneas generales podemos decir que es una bodega que está equipada con la última tecnología, y que tiene un diseño que no es espectacular pero es altamente funcional a su fin. De la visita destacamos tres detalles que la caracterizan:

En el jardín han plantado en pequeños bancales, una representación de todas las cepas que cultiva la bodega con el fin de que los turistas puedan observar las principales diferencias entre ellas durante los diversos estadios productivos. Así uno en un pequeño espacio tienen la posibilidad de reconocer y comparar algunas de las particularidades que identifican a cada cepaje: la precocidad en la brotación, los tipos de hojas y las características de los racimos, entre otras.

Es la única bodega del mundo que tiene techo de piedra, de ahí que se la identifique con el nombre de “La bodega de techo de piedra”. Posee un edificio con tres techos a dos aguas tapizados por lajas de San Juan, típicos de las regiones montañosas de los Alpes franceses e italianos, toda una novedad arquitectónica a nivel mundial.

Posee una sala de degustación muy linda y acogedora, con una gran mesa de madera y amplios ventanales que por un lado invitan a disfrutar del paisaje exterior y por otro, se tiene una visión directa hacia el interior de la cava donde envejecen en barricas, de roble francés por supuesto, sus mejores vinos. Aquí, tras evaluar varias opciones, nos inclinamos por degustar un vino de cada una de sus líneas.



Sala de degustación
Probamos 3 vinos tranquilos y 1 espumante en una cata dirigida por Laura y acompañados de una abundante ración de frutos secos y diversos tipos de quesos que fue todo un lujo!

Serbal Chardonnay 2008: muy rico, de exquisitos aromas y pura fruta.

Catalpa Merlot 2008: el 40% del vino tiene un paso por barrica de 12 meses y el 60% restante en tanques de acero inoxidable. Muy frutal, redondo, un poquito ácido nada más.

Atamisque Assemblage: vino icono de la bodega. Es un blend de 50% malbec, 25% Cabernet y 25% Merlot, con 16 meses de paso por barrica. Exquisito, qué esperar?

Cave Extreme espumante: 70% Chardonnay y 30% Pinot Noir elaborado según el método champenoise. Sedoso, realmente nos encantó!

Es otra de las bodegas de visita obligada, recomendable por su encantadora atención, por los detalles y por su filosofía…

Gracias por leernos,
Salute, Rumbovino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!