Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



20 enero, 2011

UN CLÁSICO, Chateau Vieux

Como ya hemos mencionado en alguna columna de nuestro blog, si bien nos apasiona el vino, su mundo, historia y todo lo que acompaña aquellos momentos en que descorchamos una botella y nos disponemos a disfrutarlo, podríamos definirnos como "disfrutadores de vino de fin de semana".

Generalmente, salvo eventos especiales, bebemos el fin de semana por la noche... En la semana, la rutina, el trabajo y las obligaciones ocupan el lugar principal porque claro, como muchos, vivimos de nuestro trabajo. Pero cuando llega el viernes por la tarde es como que nos cambia algo dentro, comienza una sensación de inquietud rara, dificil de explicar, pues sabemos que a partir de que llegamos a casa comienza el fin de semana y nuestros problemas pierden algo de importancia. Llega el momento de ponerse a cocinar tranquilos, tenemos tiempo de hacerlo ahora, y por supuesto enseguida nomás elegimos el vino que vamos a tomar, la verdad es que la mayoría de las veces no pensamos demasiado si maridará bien o mal con la cena, y la verdad es que nos hemos llevado unas maravillosas sorpresas así.

Mientras la comida se está haciendo tomamos unas copas charlando tranquilos, dejando pasar el tiempo sin apuro...luego llega la cena, a veces con amigos y otras no pero siempre con música bajita de fondo y toda la noche por delante... finalmente, nos sentamos en el sillón o nos quedamos charlando en la mesa y terminamos nuestro vino como postre queriendo que ese momento no termine nunca, pero... claro que se termina... se termina el vino, se termina ese momento y el Domingo se termina el finde, pero nos quedamos tranquilos y felices porque sabemos que el próximo viernes está a la vuelta de la esquina.

A los disfrutadores de vino de fin de semana dedicamos este espacio, donde les queremos contar qué tomamos el finde y qué nos pareció, pero con nuestras palabras y a nuestra manera. No es que estemos en contra de las catas descriptivas super puntillosas, para nada, pero la mayoría de las veces a los que queremos tomar un vino y no tenemos muy claro qué elegir, estas descripciones no nos ayudan demasiado!


UN CLÁSICO“El tiempo y la paciencia dedicados al añejamiento no se los pedimos a usted, los ponemos nosotros”

Hace un tiempo largo que teníamos ganas de probar un vino de la famosa Bodega López, que aún hace vinos a la vieja usanza. Decidimos quitarnos la espina el sábado noche probando un Chateau Vieux Tinto Gran Reserva  cosecha 2000. Qué puedo contarles de este vino? Solo un par de cosas que los situarán en escena: es un blend de variedades Cabernet Sauvignon (en mayor proporción), Merlot y Pinot Noir cosechadas en el año 2000, que tras su fermentación en tanques de acero inoxidable fue criado durante 8 años en toneles de roble Francés, de 5.000 a 20.000 litros de capacidad. Como verán es una forma de producción que actualmente pocas bodegas utilizan (Bodegas y Cavas de Weinert es otra de ellas). Debo reconocer que su aroma al principio me asusto un poco pero claro, luego de 8 años hay que darle un rato de oxígeno. Este vino de color rojo anaranjado, bien de acuerdo con su edad, y de cuerpo medio soportó estoicamente las exquisitas empanadas fritas y picantes de carne cortada a cuchillo...Es un clásico que hay que probar, es muy distinto a lo que estamos acostumbrados a tomar actualmente (vinos modernos por decirlo así), pero recién ahora puedo decir que no es el estilo que más me gusta. A quien le guste deambular por los sabores del vino debe detenerse en este ejemplar y solo así podrá sentar posición. Anímese!

Gracias por leernos,
Salute, Rumbovino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!