Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



16 marzo, 2011

Entender los años

En los pocos años que llevo ligado a este maravilloso brebaje he probado unos cuantos vinos, nunca se me ocurrió contar cuantos. Bebí vinos jóvenes del año, jóvenes no tan del año, jóvenes viejos, pasando por toda la gama de edades y colores hasta que uno cree estar capacitado para poder probar aquellas verdaderas maravillas catalogadas por sus hacedores como vinos de alta gama o vinos de guarda. De éstos, también los he bebido recién salidos al mercado (jóvenes) o con unos cuantos años de añejamiento. 
Lo que quiero expresar en esta entrada se relaciona con una nota de Gustavo Choren que leí hace un tiempo, en la que volcaba algunas apreciaciones filosóficas de Carmelo Patti. En ella este “viejo” enólogo hacía una reflexión asombrosa y muy real en la que se planteaba ¿Cómo podemos hablar de un gran vino argentino, si se lo consume a los dos años? Sin lugar a dudas un buen vino se define como tal luego de unos cuantos años, donde amalgamó todos sus atributos y adquirió complejidad, equilibrio, elegancia, etc… 

Bueno, lo concreto, y acá cometo el sacrilegio y me disculpo, es que a mí me gustan los vinos de guarda en sus primeros años, cuando aún presenta esas maravillosas imperfecciones, ese color desbordantemente profundo, super estructurado, casi viscoso. Me gusta ese vino que impacta con sus aromas explosivos, es cierto que a veces desequilibrados, pero no me importa. Me encantan sus sabores impactantes y sus taninos bien picantes. Definitivamente me gustan esos vinos llenos de vitalidad, inquietos e incontenibles. De grandes, ya más calmos algunos se hacen sabios y se animan a contar todo lo que saben para que, los que los pueden entender, disfruten de esa sabiduría que solamente otorga el tiempo… Aún necesito estudiar y aprender para recién ahí entender un vino así… por eso por ahora, prefiero la desfachatez de la juventud.
Antiguas barricas en Bodega "El Esteco", Cafayate

Salute,
RUMBOVINO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!