Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



27 marzo, 2011

¿Qué le pasó a este vino?

Decepciones decidimos llamar a la etiqueta que desde hoy incorporamos al blog. Nos pareció un título adecuado porque hasta ahora habíamos definido incorporar a este espacio solo aquellos vinos que nos habían gustado, ya sea por sus propias cualidades o por el conjunto establecido por la conjunción calidad-precio que ostenta una etiqueta.
En este tiempo hemos probado muchos vinos que no nos han gustado, otros de los que esperábamos de ellos mucho más, y otros tantos que no nos dijeron nada y dio igual haberlos probado o no. Imaginamos que a cualquiera de ustedes esto les ha sucedido más de una vez. Este espacio está dedicado al segundo grupo de vinos que citábamos más arriba, y en este aspecto puede pasar que el vino nos haya decepcionado por atributos propios, o porque estuvo mal conservado, o porque ya pasó su mejor momento, o por cualquier otra causa que ustedes consideren oportuno incorporar a esta lista de opciones.

Para inaugurar la etiqueta hemos decidido comenzar con el KAIKEN Cabernet Sauvignon 2008. Vino elaborado por la bodega Kaiken Wines , propiedad de Viña Montes de nuestro vecino país de Chile. Habíamos leído muy buenas críticas de los vinos producidos por esta bodega de la mano del muy respetado enólogo Aureliano Montes. Sin ir más lejos, recientemente en AWA se valoró con un Trophy al Cabernet Sauvignon cosecha 2009. Bueno, lo concreto es que este fin de semana lo fuimos a buscar a la vinoteca y encontramos la cosecha 2008, así que nos la llevamos para degustar a la noche...

Al servirlo ya nos llamó la atención su color, un rojo bastante "agranatado" y ribetes atejados bien evidentes. Muy evolucionado...preocupante para un vino de esa edad. En nariz mostró su mejor perfil aunque también preocupaba, fuertes aromas tostados, fruta bien madura y algún dejo a pimiento pero nada de complejidad. Al beberlo se mostró bien franco al aroma. La madera le sobraba por todos lados, imposible encontrar una fruta, muy alcohólico y de final licoroso que no gusta nada. ¿Qué le pasó a este vino fue la pregunta que nos hicimos? Suponemos y esperamos que el problema haya sido de conservación (en alguno de los mil puntos de su distribución) porque, aunque no haya estado en su mejor momento, aún es muy pronto para que haya cedido así la fruta en pos de la madera. Habrá que probar otro y ver qué pasa. Crucemos los dedos.
Luego de esta experiencia fue que decidimos incluir las decepciones, porque esta fue una muy gorda.

RUMBOVINO

4 comentarios:

  1. Me llama la atencion sobre todo el color... tiene que haber sido una mala botella. Yo le daria otra chance! Saludos

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, es lo que pensamos. Le vamos a dar otra chance sin ninguna duda. Gracias por el aporte.

    ResponderEliminar
  3. BUenas, tome ese vino y me pareció excelente, me parece injusto esa etiqueta "decepciones"

    ResponderEliminar
  4. Hola, lo de la etiqueta no es por el vino sino por el momento. Fue una decepción pero estamos seguros que no ese vino no es así. De hecho en breves subiremos una nota con el corte de Kaiken que es una delicia. Todos los aportes son bienvenidos. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!