Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



02 agosto, 2011

ADRIANO: grandes vinos

La otra noche, en Casilda, salimos a cenar con una pareja amiga. Fuimos a ADRIANO Restaurante y Vinos. Un estupendo lugar para poder disfrutar de una muy buena comida y una agradable atención. Todo un lujo para nuestra ciudad (sin dudas la mejor elección para comer o cenar).

Era una de esas noches donde el frío del ambiente invitaba a meterse en un restaurante y no salir de allí hasta la hora de irse a dormir, y así fue. Llegamos a las 21,30 y… como no podía ser de otra manera, además de buena compañía y buenas charlas, cayeron unos buenos vinos que acompañaron de maravillas. Se los contamos:

A las deliciosas rabas con salsa Tártara que pedimos de entrada, había que acompañarlas con un blanco, por supuesto. Ninguno de los 4 somos asiduos a los blancos, así que pedimos un 3/8 para que no sobre demasiado. Elegimos un SANTA JULIA Chardonnay cosecha 2010. Un buen ejemplar elaborado por los Zuccardi, de aromas intensos a frutas tropicales, acompañados de la acidez cítrica del pomelo o el limón. En boca, bien equilibrado, igualmente fresco y un dejo levemente amargo al final, muy rico! Más que cumplidor! Nos resultó escaso, muy escaso…

Llegamos al tiempo de los tintos y oteando un largo rato la carta de vinos, nos inclinamos por un Q Tempranillo 2003 de Familia Zuccardi! La cosecha que tantas buenas noticias y grandes momentos les dio a esta bodega. 
Para los que siguen este blog, que somos seguidores del Tempranillo no es ninguna novedad, y que Zuccardi está a la vanguardia con este varietal tampoco es nuevo para nadie; así que ni lo dudamos (su precio en la carta, $153).  
Esta etiqueta, pero en su cosecha 2005, la probamos hace un tiempo y nos había encantado (acá la nota), pero este 2003 estaba exquisito! Sin dudas, bien guardada en la cava del restaurante, mantuvo sus cualidades intactas. Muy buena presencia, color rubí picota brillante, con muestras de una adecuada evolución. En nariz, explosivo! Intensos aromas a ciruela bien madura, regaliz, y notas de tabaco y chocolate. En boca muy equilibrado, ni una sola arista. Expresaba fruta madura (no sobrepasada), acidez y sabores de la crianza bien amalgamados. Final de boca a toda orquesta, largo y redondísimo. Un gran vino que a mitad de botella ya nos obligó a pedir otra.

Oh! Sorpresa… no quedaba otra botella!

Parece que el honor de la elección nos tocaba a los varones, no sé bien por qué, pero nuevamente con la Carta de Vinos en mano, esta vez la cosa se complicó más, porque el Q había elevado bastante el listón…  

Mi compañero en esta historia de resolver con qué seguíamos, se inclinó por un  ANGÉLICA ZAPATA Cabernet Franc Alta, cosecha 2002 (precio, igual que el otro, $153). Sabrán ustedes que la 2002 fue una de las grandes cosecha de los últimos años, sino la mejor! Y además saben la calidad de vinos que produce esta bodega!  Yo no lo hubiese elegido porque, para mí, no era el vino para seguir, pero no por otra cosa!
Más allá de todo, hubo que cambiar el registro (son dos vinos totalmente diferentes), pero  resultó ser otro vinazo!

Presencia impoluta, como para una boda! Aunque con mucho menos cuerpo que su antecesor, mostraba un color rojo rubí anaranjado bien brillante (signos claros de buena evolución). De aromas limpios, intensos, pero con un claro dominio de puntas herbales y vegetales, con un leve dulzor frutal.
En boca resultó equilibrado, de ataque intenso combinando buena acidez con el dulzor de la fruta más madura (en boca se expresaba mejor) y algo de especias. Los 18 meses de crianza en barricas de roble francés y americano que ostenta esta etiqueta no se hacen notar en ningún momento. Sin lugar a dudas, un punto a favor más que destacable!  Al final, solo al final, un toque acaramelado que dejaba un retrogusto muy agradable.

Un vino que no resulta tan goloso como el anterior, pero de una soberbia elegancia.

Y así fue como entre unas cosas y otras se nos fue pasando el tiempo… y casi las 3,00 de la madrugada, cuando decidimos levantarnos! Perdonen la hora chicos!

RUMBOVINO

6 comentarios:

  1. Que vinos !!!
    El Q Tempranillo es un vinazo y encontrar hoy un 2003 y a ese precio en un restaurant ??? Milagro
    El Angelica Zapata Cabernet Franc, es para mi uno de los mejores CF del pais, terciopelo puro, ahora un 2002 !!! Yo liquide mi ultimo 2004 hace unos meses y todavia lo extraño ...
    Lo unico que objeto es el orden, quizas hubiera arrancado con el CF y cerrado con el Tempranillo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pagaron en la Carta, lo que esta en la vinoteca !!!!
    Son unos fenomenos ja ja

    Hoy acabo de comprar una cajita de Tempranillo 2006...
    Va foto x privado... que rico el Tempranillo de Zuccardi....

    Eso si...falto saber que comieron de rico !!! aparte de las rabas !! ja ja

    ResponderEliminar
  3. ABSOLUTAMENTE de acuerdo con vos Fran! Fijate que para mí no podíamos seguir con ese CF, pero... qué joya!! Lamentablemente nos bebimos el último Q 2003 que quedaba! Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  4. Grande José! Te acordás que te dijimos que Casilda era el paraíso de los precios en vinos?? Hasta en el restaurante son baratos! No nos animamos a poner la comida porque no sabríamos describirla...pero estaba buenísima!! Linda FOTITO jejejeje, graciassssssss

    ResponderEliminar
  5. Más de 5 horas en el restaurante? Eso solo pasa en Casilda, acá, cerca de la medianoche casi que te invitan a retirarte... Claro, quizás sabían lo del camionero Andrés y se dijeron, mejor nos quedamos piolas... Jeje!!
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. Casilda es otro mundo cuervo... También puede ser que probablemente hayan tenido miedo de que les tire el camión encima, porque últimamente estoy muy nervioso jejejejej! Un abrazo grande!

    ResponderEliminar

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!