Un blog de vinos por aficionados, para aficionados. Mas que un blog, nuestro cuaderno de notas.



19 septiembre, 2016

Finca La Cuesta 2014, un muy buen Bierzo

Lo cierto es que hacía tiempo que los tintos de con DO Bierzo no me decían gran cosa. Al menos si me remito a vinos que se manejen dentro de precios asequibles a los bolsillos de la mayoría de los consumidores. 

Al vino que hoy me ocupa lo tenía visto pero nunca lo había probado, seguramente por ese prejuicio del que hablaba antes. El asunto es que llegó a mis manos a través de un amigo que me dijo que le había encantado y pensó en que a mí también me gustaría. De haberlo comprado yo lo habría guardado un tiempo seguramente, ya que tratándose de una cosecha bastante nueva (2014) y con 12 meses de crianza en barrica francesa y un 100% de uva Mencía, era para esperarlo. Pero cuando un amigo me regala un vino (confieso que no es algo que ocurra con tanta frecuencia, así que my friends apuntar el dato) no suelo hacerlo esperar para darle mi opinión. Así que esa misma noche lo destapé. Y me gustó tanto que de recién levantado nomas me senté en el ordenador a tirar estas letras. 





Elaborado por la 
bodega Luna Beberide con uvas de viñedos de 60 años, localizados en la zona de Valdetruchas, en Villafranca del Bierzo, sobre laderas de suelo arcillo pizarroso de orientación sur y una altitud de entre 700 y 900 msnm.

En copa muestra un color rojo picota de capa media, con tintes violáceos brillantes que revelan su juventud. Glicérico, de lágrimas gruesas y perezosas. 

Necesita un poquito de aire para expresarse en nariz, de comienzo algo cerrada. Luego muestra intensidad y complejidad, pero de las menos habituales. Aromas frescos y limpios donde mandan las notas minerales acompañadas por frutos rojos pequeños en su punto de madurez y los tostados de la madera bien utilizada. 

En boca sorprende su frescura, con taninos pulidos y de recorrido ágil. Igual que en la fase aromática, su frescura es la que destaca, seguidas por sabores a frutos rojos jóvenes y notas levemente amargas -como de cáscara de ciruela madura- y dejos balsámicos. Su crianza en roble aporta elegancia y complejidad sin tapar para nada su naturaleza. Sí es cierto que no tiene un final muy largo, quizá es lo único que le puedo criticar, pero no opaca un ápice todo lo que ofrece.

Diferente a la monotonía de los DO Bierzo sobremaduros y maderosos que venía probando. Y aunque no me gusta mirar el precio de los vinos que me regalan, para hacer esta nota y calificarlo tuve que hacerlo. En su gama (entre 8 y 9 € en la web) diría que tiene una RPC más que muy buena

Sin dudas una etiqueta para tenerla muy presente. Gracias Jorge.

Buena vida y buenos vinos,

Salutes, Rumbovino.

6 años difundiendo la cultura del vino y en favor del consumo moderado y responsable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@s a rumbovino y muchas gracias por dejarnos tu comentario!